Deviant Login Shop  Join deviantART for FREE Take the Tour
×

:iconromandwriter: More from RomanDWriter


More from deviantART



Details

Submitted on
August 15, 2013
File Size
9.9 KB
Link
Thumb

Stats

Views
85
Favourites
6 (who?)
Comments
2
Downloads
0
×
No entiendo que me está pasando.

¿Acaso esto es solo una pesadilla? Porque lo estoy sintiendo muy real; el impacto, el miedo, el dolor. Muchos dicen que basta con sentir un dolor fuerte para despertar del sueño inmediatamente, pero ahora que puedo pensar sin tener la mente completamente en blanco, cada vez que siento dolor el mundo cada vez es más aterrador y mas grandes se hacen mis deseos de poder irme de este lugar.

Recuerdo que entre en un mural y que de la oscuridad, mi cabeza impacto brutalmente haciéndome perder la consciencia por un anónimo tiempo, ¿Por qué digo anónimo? Porque de la presencia de donde caí, parece como si el reloj dejara de moverse.

Desperté, intentando levantarme con la mano en la cabeza con gestos de dolor inmenso que circulaban a través de la zona del cráneo. No pude levantar mas el rostro, solo pude hasta quedar de rodillas y mirar a mi alrededor.

-¿Dónde estoy…?- Dije débilmente viendo la habitación en la que estoy presente, mi vista era borrosa y temblante, me era difícil distinguir bien donde estoy.

Levantándome por completo sosteniéndome de la pared, cerrando los ojos para que re-calibraran y pudieran recuperar la visualidad, abrir los ojos y ver las paredes de un color morado mal pintados y en ellas algunas pinturas que había visto en la galería pero de formas desordenadas-inclinadas y puestos de maneras poco comunes: Una pintura atornillada en el suelo, una pintura atornillada en el techo, e incluso una pintura atornillada sobre otra pintura.

La habitación tenia la dimensión de una simple recamara individual, detrás de mi estaba un espacio limpio rodeado de lo que es polvo, como si hubiera estado ahí un cuadro por mucho tiempo, se acumulara la tierra y se removiera la pintura de su lugar, deduzco que de ahí vine.

Ahora la pregunta que estoy seguro que cada persona que esté en mi lugar se haría, ¿Cómo salgo de aquí? Es decir, no hay puertas por ningún lado, solo, a lo que he contado, doce cuadros como contenido de la habitación.

Me acerqué a las paredes y estuve golpeándolas con la esperanza de que encuentre algo por detrás, pero nada, irremediablemente el coraje y la desesperación me dominaron; golpeando las paredes, gritando, buscando alguna forma de salir de la habitación, como si fuera una rata de laboratorio.

Después de incontables intentos de repetir las mismas secuencias cada vez más desesperados, pude calmarme y empezar a ampliar las ideas, toque las pinturas y las vi moverse pero cada una de ellas de diferentes formas, hablando de la base de las razones de la creación en los dibujos, ejemplo, la pintura de “El estornudo”,  el sujeto de la imagen soltó su gracia, bautizando mi camisa con parte del interior de su nariz, menos mal que tenía un pañuelo en mi bolsillo para arrebatarlo de encima.

No daré detalles de las pinturas individuales, me centraré en lo que mas me atrajo, esas dos pinturas unidas, solo podía apreciar el que estaba de frente y la única visible, ya que la otra no puedo verla y está pegada… al techo y bloqueada por dicha otra pintura, ¿Qué clase de demente haría algo así? El tornillo que los sostenía parecía muy flojo, podría quitarlo si pudiera alcanzarlo.

Tuve la idea bastante básica, el techo no esta tan lejos de mi alcance, tome las pinturas de la pared y fui formando un apoyo de donde levantarme para alcanzar las pinturas del techo, lo logré, tomé con ambas manos la pintura de la mascara (su contenido es un hombre con una máscara tipo la máscara que representa a la comedia  en el teatro pero en un callejón) y jale con fuerza haciéndome torpemente caer sobre mi espalda y la pintura romperse a mi lado.

Al volver mi vista hacia arriba un escalofrío muy desagradable recorrió mi cuerpo haciendo que se me erizara la piel desde los brazos hasta las piernas, una cara pintada al azar desde la pintura me miraba, con sus ojos bizcos y su sonrisa de dientes afilados con una tonalidad roja que goteaba.

Levantándome y mirando con constantes escalofríos, volví a subirme en las pinturas, tome el dibujo desde el marco y lo destornille del techo y pude bajarlo; sintiendo un cómodo viento que recorrió mi espalda pude ver que había una salida donde había estado esa pintura desagradable, alce mis brazos y empecé a subir pero cuando llevaba la mitad del cuerpo al otro lado, sentí una fuerte mordida en mi pie izquierdo; mirando asustado hacia abajo esa pintura del rostro me estaba mordiendo con sus filosos colmillos, no podía subir sintiendo tanto dolor; agite mi pierna y la patee hasta que me soltó y se estrellara contra la pila de pinturas debajo de mi y se amontonaran en el suelo.

Mirando hacia el suelo con el poco oxigeno que quedaba, las pinturas con sus marcos rotos dejaban un líquido de un color negro vacio que empezó a cubrir la zona lentamente.
No aguantaba mis brazos, temo que al caer me suceda algo, solo quiero salir de aquí, hice el impulso y pude subir, recostado en el suelo recobrando el aliento.

Me levante, cerrando los ojos por miedo a estar en una habitación semejante a la anterior, pero al abrir los ojos note que solo era un pasillo enorme, logro ver en el centro del pasillo una mesa con una rosa de una tonalidad blanca con un fuerte rocío que se mostraba con una luz que provenía de una pequeña ventana como las que… habían en la galería.

Acercándome mirando fijamente hacia aquella flor, es muy hermosa, no podía dejar de verla, es como un bello diamante con un rayo de sol cayendo directamente hacia el dando su reflejo a través de cada una de sus caras y daba la tentación de tomarla para observar más de cerca. Cuando la tome, un fuerte escalofrió recorrió mi cuerpo, al reaccionar, vi como el cuerpo de la flor se agarraba con fuerza en mi brazo y con los pétalos de las flores adherida a mi muñeca derecha, era muy doloroso el sentir las espinas de la flor atravesando mi pie y entre mas intentaba quitármela más me dolía, es como si las espinas estuvieran sujetas fuertemente a las venas, huesos y músculos.

Al ver que mi sangre empezaba su salida de mi brazo, deje de forzar la rosa y suspirar en signo de rendirme. Siguiendo mi camino hacia al frente y tratando de no mirar más la flor, porque me hacia tener el mal presentimiento que en algún momento va a desangrarme.
Después de algunos pasos durante lo largo del pasillo, el suelo empezó a temblar como si fuera propenso a un terremoto; caí al suelo y espere a que terminara. Abrí los ojos y me di cuenta que la puerta enseguida de mi estaba, pero lo que llamo después mi atención, es que había una pequeña ventanilla para ver a través de la puerta.

Tome de la perilla la puerta y estaba a punto de abrirla, pero pensé sobre que me esperaría ahí dentro. Mire detrás de mi antes de abrir la puerta; suspire y mire a través de la ventanilla, trague saliva al ver que estaba una cabeza de esos maniquís encima de una mesa mirando directamente hacia la puerta pero este mantenía una sonrisa asquerosa que terminaba justo alado de sus ojos. Solté la perilla, me di la vuelta y al ver una fila de esos mismos rostros, me impulse hacia atrás tirando la puerta y cayendo sobre mi espalda, no quise ver ni quedarme en el suelo, levantándome salí corriendo con toda mi fuerza manteniendo los ojos cerrados hasta que impacte con algo y volví a caer pero no tenía suficiente fuerza para seguir corriendo así que me mantuve tirado en el suelo.  

Me frotaba la cabeza, tenía una terrible jaqueca, es como si me hubiera golpeado un boxeador entre los ojos. Escuche gruñidos de dolor, abrí los ojos y vi una jovencita que calculo que tiene quince o dieciséis años de edad, su cabello castaño; un ropaje casual, una camisa rojo claro y unos shorts color negro, unos tenis negros y rojos; si mantenía un
rostro muy adolorido por el habernos estrellado, o simplemente yo la estrelle, pobre niña.

-Disculpa… Perdona mi descuido, no quise lastimarla.- Le dije mientras la levantaba poco a poco.
-¡N-no no! ¡Suéltame!- Se empezó a agitar y empujándome, los ojos se los cubría con las manos y se notaba muy aterrada; le acaricie la cabeza y notaba que se tranquilizaba.
-Tranquila, tranquila, no te voy a hacer daño, yo también estoy asustado por estar aquí.-

Le dije de una manera como un intento de mantenerme tranquilo cuando estaba completamente desesperado por salir de ahí.

Ella se descubre los ojos de una tonalidad verde bastante clara y preciosas como unas gemas. Ella prosiguió a abrazarme y gimiendo de miedo.

-¿Dónde estoy…? ¡¿Dónde estoy!?- Decía gritando y su gesto cambio a una de histeria.
-No se responderte, pero yo también estoy atrapado en este mundo, pero dime pequeña, ¿recuerdas como llegaste aquí?
-No lo recuerdo… estaba en un museo… pero solo recuerdo que algo me empujo y me golpee la cabeza, y en un cuarto por haya…- dijo señalándome un pasillo completamente oscuro- me encontré esta flor –levanto una rosa igual a la mía pero esta era de un color amarilla brillante- Pero se agarro de mi brazo iz…- se detuvo en el momento que ella vio la flor en mi brazo, la toco y sentí como mi cuerpo me dolió y se detuvo.

-¿Qué serán estas flores?- Dije viendo mi flor.
-No lo sé… y no quiero averiguarlo- Dijo la niña asustada viendo aquella flor.
-Sera mejor que busquemos la salida, no vaya a ser que algo nos este observando ahora mismo.- Dije y la niña acento.

Nos dirigimos al tercer camino de la cual ninguno de los dos prevenimos, pero sigo con la intriga del significado de la flor, tengo un recuerdo que queda en estática sobre una flor parecida a la que tengo en el brazo. ¿Dónde la habré visto…?

-Por cierto, ¿cómo se llama usted?
-San Román, ¿y usted?-
-Ana María-
Capitulo 2 - La flor


Bienvenida a la nueva personaje.
:iconanamariathehedgehog:
AnaMariaTheHedgehog Aug 16, 2013  Hobbyist General Artist
AJKSDJASKSDSAHJ QAQ!Con pelo castaño te referiras a rubia XDDDD!

Omg me ha encantado QuQ Y encima soy la primera en aparecer, me esta enganchando a pesar de que odio leer....XDDD
Ya tengo ganas de ver como sigue c:!!! 
Reply
:iconromandwriter:
RomanDWriter Aug 16, 2013  Student Writer
Como le mencione, usare personas reales, por eso castaño, ¿o me equivoque de color de su pelo?, no furries. Lamento la desilusión.

Me da mucho gusto que le este gustando mi historia, es algo complicada que hacer ya que yo nunca lo jugué el juego, solamente he sabido de ella por el síndrome "Boca a boca".

Estaré trabajando en la siguiente parte. Espero lo disfrute.
Reply
Add a Comment: